Avellaneda, lunes 20 de octubre de 2014
mail blog teléfonos útiles
a-Blog Facebook: Comunidad a-blog twitter Youtube
InicioGobiernoProgramasNoticiasHistoria
La Ciudad
Gobierno
Programas
Noticias
Delegaciones
Obras Públicas
Salud y Desarrollo Humano
Seguridad
Derechos Humanos y no discriminación
Deportes, Turismo y Recreación
Producción y Política Ambiental
Tercera edad
Educación y Cultura
Intendente

-.  Jorge Ferraresi vive en Sarandí

-.  Está casado y tiene tres hijos

-.   Es hincha de Argentinos Juniors

Jorge Ferraresi nació en la Ciudad de Buenos Aires, el 26 de agosto de 1961. Es ingeniero y, tras casi 15 años al frente de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del Municipio de Avellaneda, asumió el 3 de agosto de 2009 como Intendente interino.

Con vasta experiencia en la gestión técnica, durante 20 años Ferraresi se desempeñó tanto en el sector público como en el privado, donde ocupó cargos relacionados a las obras de infraestructura y al mantenimiento de medianas y grandes instalaciones. Luego de finalizar sus estudios en la Universidad Tecnológica Nacional fue responsable, hasta 1991, de Seguridad e Higiene del Hospital Nacional de Pediatría "Juan Pedro Garrahan". Y ese mismo año empezó su carrera dentro del ámbito público.

Al frente de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Avellaneda -en los períodos 1991-1999 y 2003-2009- concretó decenas de proyectos que lo dotaron de prestigio en el ámbito comunal del Gran Buenos Aires. Su capacidad de gestión en esta área lo llevó, en 2007, a ser candidato a primer concejal por el Partido Justicialista, lo que luego le permitió asumir como Intendente interino dos años más tarde.

Entre otras ocupaciones en la gestión pública, Jorge Ferraresi fue director provincial de Minería en el Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires, entre 1999 y 2001, y gerente operativo del Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (ONABE).

Cuando en agosto de 2009 asume como Intendente interino, pone inmediatamente en marcha una transformación notable de Avellaneda. Su gestión empieza a sobresalir por la eficiencia en reparaciones urbanas e higiene. En poco tiempo, Ferraresi logra construir un vínculo muy cercano con centros de jubilados, clubes barriales, centros culturales, instituciones religiosas y educativas y con los propios vecinos en sus habituales caminatas por la ciudad. Eso le permite detectar pronto las necesidades principales del Distrito.

En las elecciones de 2011 resulta electo Intendente de Avellaneda con más del 54% de los votos. A partir de esta gestión, elegido por más de la mitad del electorado local, pone en marcha la definitiva transformación del Municipio, con obras de gran magnitud, como el edificio Néstor Kirchner en la avenida Belgrano, el Instituto Municipal de Zoonosis, el Instituto de Artes Plásticas y el Cine Wilde, entre otros.

En estos años el cambio en la ciudad se hace notable. Construye más de tres mil viviendas como parte de un plan que terminará de urbanizar la Comuna sin que quede ningún vecino viviendo en condiciones indignas. Pone en marcha y mantiene obras de desagües, cloacas y agua potable para todo el territorio de Avellaneda. También desarrolla una gran inversión en los clubes de barrio a través del diseño del Programa Alentar, que otorga subsidios para importantes mejoras edilicias en las instituciones, con el fin de que la familia regrese a estos espacios que nuclean y mejoran la comunidad, con contención y esparcimiento. Estas obras incluyen la construcción de piletas para colonias de vacaciones en el polideportivo Fátima, de Wilde, en el club la Peña, de Dock sud, o en el Polideportivo Gabino Alegre, de Villa Corina. Lo mismo logra con los centros de jubilados, por medio del programa "Abuelos, todo vuelve" y en los centros culturales.

Además de la gestión ejecutiva, Jorge Ferraresi cumple un rol central en el proceso político histórico de Avellaneda al contener y representar a todo el arco que compone el Frente para la Victoria. También construye diálogo con sectores de la oposición en función de acordar en acciones que buscan el bien común.

Otra columna fundamental de su mirada política y de gestión es el lugar que le da a los aportes de la juventud local, sector al que considera como principal protagonista en la política de Avellaneda. Ferraresi brinda espacio para el desarrollo de ideas a los nuevos militantes y fomenta la militancia, la organización y la participación política como una forma noble de resolver los problemas.



























































pie